El TRX es un sistema de entrenamiento militar creado por el ejercito Americano (Navy SEAL): También se le conoce como entrenamiento en suspensión. El TRX surgió ante la necesidad de los Navy Seal de entrenar en espacios tan diversos como barcos o submarinos, lugares en lo que era complicado contar con máquinas de gimnasio para ejercitarse. En poco tiempo se desarrollaron una serie de ejercicios en los que utilizaban el peso corporal. Cada ejercicio del entrenamiento en suspensión desarrolla la fuerza funcional al mismo tiempo que mejora la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad de la parte central (core) del cuerpo.

Ahora, qué es la fuerza funcional?

La fuerza funcional es la fuerza que involucra a todo el cuerpo y no a un grupo aislado de músculos como en los entrenamientos analíticos clásicos del bodybuilding. Se trata de la fuerza que se utiliza en los gestos deportivos y también en la vida cotidiana.

Características de la fuerza funcional

  1. Mejora las cualidades físicas para luego transferirlo a la práctica deportiva o vida cotidiana.
  2. Mejora el tono miogénico: la dureza del músculo.
  3. Mejora la fuerza del músculo (no su tamaño).
  4. Mejora los factores neuronales y coordinación: Intramuscular: capacidad del sistema nervioso para reclutar unidades motoras; Intermuscular: interacción de los grupos musculares que generan el movimiento.
  5. Predomina la utilización de ejercicios multi-articulares.

El TRX forma parte de los denominados entrenamientos funcionales, y está compuesto por una cinta de nylon de alta resistencia, regulable en altura mediante hebillas metálicas, que dispone de un punto de anclaje por un extremo y empuñaduras y soportes para pies por el otro. Un equipo ligero, de menos de 1kg, que te permitirá llevar tu entrenamiento contigo a cualquier parte ó ejercitarte fácilmente en tu propia casa.

Ventajas del entrenamiento en suspensión

  • Sistema de entrenamiento global y no analítico, utilizas todos los músculos del cuerpo.
  • Ganancia de fuerza funcional en menor tiempo.
  • Trabajo con movimientos y no músculos.
  • Trabajo en base a retos de movimiento.
  • Divertido.
  • Diferente a lo convencional y tedioso de los sistemas de musculación y cardiovascular continúo.
  • El practicante nota su movilidad mayor en primeras sesiones.
  • Accesible porque se practica en espacio reducido.
  • Adquieres resistensia.
  • Mejoras tu tono muscular y tu postura.
  • Activación simultanea de diferentes cadenas musculares en la ejecución de los ejercicios.

Desventajas del entrenamiento en suspensión

  • Su precio. El precio del TRX más barato es de 161,95 euros y los packs más caros para 10 usuarios cuestan 1625 euros.
  • Requiere de un nivel de fuerza mínimo no apto para sedentarios ni personas de tercera edad.
  • No apto para personas con hipertensión arterial, se utilizan demasiadas contracciones isotónicas.
  • Alta concentración de lactato lo que provoca demasiado agarrotamiento en personas desentrenadas o acostumbradas a trabajos isométricos y no funcionales.
  • Los ejercicios requieren de una corrección postural constante, se requiere ser dirigido.
  • No lo puede hacer una persona que nunca en su vida ha hecho ejercicio ya que no tiene fuerza, estabilidad ni resistencia.
  • Si no hay una persona a tu lado e intentas un ejercicio puedes irte de boca o caerte.
  • En los estiramientos puede llegar a ver una lesión de ligamentos si no sabes controlar la suspensión.
  • Gran dificultad y trabajo en adultos para adquirir estabilidad.
  • Puede ser frustrante para los principiantes ya que pueden llegar a creer que nunca lo lograrán.
  • Requiere de un gran control kinestésico y propioceptivo (control del movimiento y posición del cuerpo en
  • el espacio) por lo que en primeras sesiones pudiera resultar complicado.
  • Una mala dosificación (como en cualquier entrenamiento) genera lesiones.
  • La rápida difusión y comercialización de los equipos en el mercado ha dado pauta a que dicho entrenamiento se lleve a cabo lejos de la supervisión y retroalimentación de entrenadores certificados (mayor incidencia de lesiones).

Conclusión

El entrenamiento en suspensión es el nuevo boom en estos momentos. Como todo boom, éste viene arrasando respaldado con una campaña de marketing increíble a nivel mundial. Como lo fue el pilates, luego las plataformas vibratorias, ahora es el turno de éstas mágicas cintas de nylon de más de 150 euros que prometen y quieren vendernos un cuerpo escultural, casi fitness, según las publicidades si nos aventuramos a su uso. Ojo! No estoy en contra de éste tipo de entrenamiento, al contrario, soy partidaria del entrenamiento de la fuerza funcional en pos de un cuerpo-músculo más inteligente, hábil y mejor desarrollado. Pero hay que ser realistas y odio ver en los gimnasios a gente que llega preguntando cuál es la mejor forma de desarrollar el pectoral o hipertrofiar el biceps, y ver al ignorante de turno colgandolos en una TRX como si con ella estuvieran por trabajar de alguna forma insólita el volúmen de algún músculo!! Por favoooooorrr!!! Los cuerpos que muestran por TV cuando promocionan las famosas TRX son cuerpos fitness phisique y algunos rozan el bodybuilding. Dejen de robarle a la gente!!! No existe base fisiológica alguna que respalde que con una sesión de 30-45 minutos de entrenamiento funcional en suspensión se hipertrofie NA-DAA!!!
Otra cosa muy distinta es complementar el tradicional entrenamiento analítico con máquinas y pesos libres con unas sesiones de entrenamiento de la fuerza funcional a la semana. Y la TRX es una buena opción.

Soy una convencida de que el entrenamiento y desarrollo de la fuerza ha cambiado en contenidos y medios de trabajo, la tradicional musculación trabajando músculo a músculo debe progresar hacia contenidos mecánicamente más reales, transferibles y funcionales. De ahí es de donde sale el concepto de fuerza funcional, en el sentido de que no es una fuerza tanto de cuánto levantamos, sino hasta qué punto podemos darle un uso. Por eso complementar entrenamientos analíticos para volumen e hipertrofia con trabajos funcionales, como el entrenamiento en suspensión, para mejorar la coordinación, propiocepción, postura y habilidad es la mejor opción a la hora de organizar tus entrenos.

Comments

comments

marzo 3, 2015 Pupi carlino