Cuando uno deja de entrenar regularmente, nuestra masa y tono muscular se reduce notablemente.
El músculo y la grasa son tejidos diferentes con funciones totalmente distintas y, por lo tanto, es fisiológicamente imposible que uno se transforme en el otro.

Es cierto que, al dejar de entrenar, notaremos que el músculo pierde firmeza, no estará tan definido y perderá algo de volumen, pero no es de un día para otro ni es automáticamente que los músculos empiezan a “colgar”. La flacidez, la falta de tono y la reducción del volumen muscular pueden tardar años en aparecer.

Cuando entrenam músculos mediante la intensidad del entrenamiento. Cuando enfrentamos al músculo a un stress muy fuerte, éste reacciona adaptándose y fortaleciéndose para que sea capáz de soportar ese stress la próxima vez que se enfrenté a él. Osea que, mientras enviemos al organismo un estímulo que le diga que necesitamos esa fuerza y masa muscular, éste la preservará.

Cuando el stress del ejercicio intenso es retirado, el organismo interpreta que esa masa muscular ya no es necesaria y reduce el tamaño de las células, además de que la síntesis proteica muscular decrece, porque el estímulo que la aumentaba ya no existe (el entrenamiento).

El mito de que el músculo se transforma en grasas al dejar de entrenar seguro nace de gente que al ver físicoculturistas y/o personas que entrenaban duro con frecuencia, al parar los ejercicios se ven con más grasa o flácidos al pasar los años.
Esto sucede porque al perder masa muscular el metabolismo basal es menor, por lo que el organismo tiende a quemar menos calorías. Si encima mantenemos la ingesta de alimentos y calorías que veníamos llevando cuando entrenábamos, pasamos a tener un balance positivo, gastamos menos de lo que consumimos. El resultado de todas esas calorías que no son quemadas, es que se acumulan como grasas, NO QUE EL MÚSCULO SE VUELVE GRASA.

Lo ideal sería nunca parar de hacer ejercicios, sino llevarlo como un estilo de vida ejercitándonos con una intensidad media que nos permita mantener el tono y el volumen muscular y no como algo temporal. Pues recuerda que el ejercicio es salud, calidad de vida y longevidad.

Comments

comments

enero 28, 2016 Pupi carlino